Esperanzas congeladas

Luego de haber intentado en varias oportunidades ser mamá, y de pasar por estimulación ovárica, inseminación artificial; ya estábamos a puertas de realizar la fertilización in vitro, cuando  teníamos a nuestros futuros nenes en plena división celular, me enfermé. El estar con alguna infección activa implicaba la necesidad de contaminar mi cuerpo con antibióticos, no había forma de hacer un procedimiento tan valioso en múltiples aspectos sobre un cuerpo con medicamentos y con una infección activa.

Pasamos esa navidad tranquilos y en silencio, colocando todo nuestro amor en nuestro hijo de cuatro patas , Chester!; un beagle tricolor que ingresó a nuestras vidas a alegrarnos la vida (aún nos quedamos con él,   así mi tía Rosa lo “ame”), mientras esperábamos el momento en que continuaríamos el viaje a la paternidad.

banco-embrionesRespecto al procedimiento que me realizaron (la extracción de óvulos y posterior fecundación);  si estos embriones no se transferían (colocar en el útero) a los cinco días de la fecundación; éstos deben ser criopreservados (congelados), hasta cuando se decida el intento. Y así fue;  de los once óvulos que me pudieron extraer, se fecundaron 6 embriones, 6 diminutos seres que estaban congelados en el quinto día de vida. A esto se llama criopreservación. Este procedimiento de criopreservación, mantiene a los embriones en un estado de stand by.

Me parece que este video es muy útil para entender de forma sencilla el proceso; aquí se los dejo, para todas aquellas mujeres que en silencio gritan: quiero un bebé. Reproducción asistida

Pasó Navidad 2016, llegamos a Año Nuevo 2017 y ya estaba mejor de la infección que suspendió temporalmente nuestros planes. El miedo me invadía y me preguntaba; ¿ahora, cuando retomaré la decisión de seguir con todo este proyecto que nos ha quitado el sueño en el 2016?; me sentía saturada de pensar en lo mismo; sin contar con las preguntas incómodas de las personas que se nos acercaban o de familiares con poco tino que nos preguntaban para cuando el bebé, que somos flojos, que ya es hora; si supieran como lo anhelábamos y todo lo que estábamos haciendo para conseguirlo, un suspiro.

Me sentía cansada, sentí que debíamos tomarnos un respiro; le dije a mi esposo, vayámonos de viaje, ¿a dónde?; donde sea, cambiemos la página, respiremos aire limpio. Mi esposo estaba en duda, me preguntaba que cuando íbamos a intentarlo, le dije: no sé. Tan paciente y complaciente, no me puso peros y como siempre me apoyo en la decisión que tomara; busqué un destino y un momento en que pudiéramos viajar, independientemente de nuestra situación de paternidad; nos íbamos a ir  a San Andrés – Colombia para Semana Santa.

Los días pasaban y sentí que ya era hora de retomarlo de nuevo. Esta vez estaba decidida a llegar hasta el final. Llamé al Dr. Beuermann y le dije; Ya es hora; me dijo: Tengo que verte y pactamos una consulta. Miramos los días del calendario y programamos para cuando podríamos intentarlo. Enero iba a ser un mes diferente, ya no íbamos a tener las esperanzas congeladas.

4 thoughts on “Esperanzas congeladas

  1. Eda , me perdí de varias entradas, y me puse a leer como loca , me encanta leerte y ya espero el siguiente post!! Muchas felicidades y reafirmo mi posición respecto a ti , eres una guerreraaa!! Mi admiración y respeto!!😘💪🏼

    1. Gracias Taina por tus palabras. Es que cuando uno persevera por algo bueno casi siempre se obtiene respuesta, este blog es una especie de catarsis para mí. Saludos al caballerito Evan.

  2. Dra!! Fui interna en el HAMA cuando Ud ya era asistente, una capa por cierto. Me encanta leer su blog,ahora que yo también estoy gestando miles de preguntas rondan mi cabeza y aunque yo no pasé todo lo que Ud sí, siento que cada gestación tiene algo de mágico. Mi mamá, al igual que Ud estuvo en tratamientos continuos para poder concebirme. Le reitero mis felicitaciones y espero continuar leyendola! Un abrazo para su linda familia

    1. Hola Rita! Claro que me acuerdo de mi pequeña y revolucionaria interna, el objetivo de este blog es compartir lo que pasamos las mujeres que tenemos dificultades para concebir y de ahí lo que sigue, a pesar que somos médicos hay muchas dudas que nos invaden, espero poder ayudarte, un beso doble para ti y para el sobrino.

Deja un comentario