Cuidados del primer trimestre

Disculpen a todas las personas que me preguntaron cuando sigo escribiendo, es que ahora que éste diminuto ser me acompaña las 24 horas, y que está creciendo a pasos de gigante, el poco tiempo que tengo libre es para dormir y agarrar fuerzas para  cuando el huracán se despierte, que ya va pesando y hay tanto que enseñarle.

Para retomar donde nos quedamos, y a los que por primera vez leen estas líneas; después de cuatro años de matrimonio, decidimos ser papis; pero luego de un año de intento, naranja huando; nada de nada, no salía embarazada. Pedí ayuda a varios ginecólogos y el problema era la endometriosis que ya años atrás luego de una apendilap me dijeron que tenía; pero recién estaba saliendo de la universidad, así que  tener un niño era lo que menos me importaba, quedó como el hallazgo de un cirujano e información irrelevante para mí. Cuando llega un momento en la vida, cuando pasas la valla de los treinta y tantos, y consideras que ya estas lista para ser mamá, ese dato insignificante, se vuelve en tu dolor de cabeza y tu sombra de día. Intenté desde estimulación ovárica, inseminación artificial, y le pegué al gordo con la fertilización in vitro. Esperamos la confirmación en sangre y si pues, crecía a paso firme y seguro, cada 48 a 72 horas la hormona bHCG se duplicaba y se duplicaba la vida en mí, él y yo estábamos habitando el mismo cuerpo, tomábamos de la misma agua y comíamos de  la misma comida; estaba cambiándome el mundo desde que vi esas dos rayitas y aún me acuerdo como si fuera ayer;  y al acordarme,  los ojos se me hacen agüita, tengo mucha suerte, dentro de las dificultades y demoras, tengo suerte; claro no tanta como la de aquellas que con el aire se embarazan y tienen hijos como equipo de fútbol, pero tengo la suerte de tener uno, y no quiero equivocarme en cada paso que doy con él; ahora que ya somos dos me puse a pensar, no puedo estar comiendo ni tomando sonseras, no se lo merece, es por eso que les comparto algo de información que encontré; ahí les va.

IMG_6172

Ahora las cosas cambiaron, lo tenemos que cuidar; viendo desde un punto de vista de mamá, no de médico; porque por defecto,  el que estudio medicina,  a veces cree que los meses que llevó Ginecología para saber todo lo que se tiene que saber sobre el cuidado de los primeros tres meses es suficiente, FALSO!.

Entonces;  ¿qué es lo que toda mamá debe hacer en los primeros tres meses de embarazo?:

Vitaminas

Las únicas que están recomendadas por la OMS (ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD), son el hierro oral y el ácido fólico. El primero porque es necesario para el correcto desarrollo de los tejidos de tu futuro bebé; a medida que el embarazo avanza, las necesidad del mismo también se incrementan, heredas al pequeño las reservas de hierro que tienes durante  el embarazo; y,  estas estarán en los primeros  críticos meses de vida donde crecen exponencialmente (triplican su peso en el 1er año); sin contar con los efectos en el aspecto del aprendizaje; pero, si la mamá ingresa al embarazo anémica  (hemoglobina menor a 11gr/dl) puede influenciar en el desarrollo cerebral; después están pidiendo a los pediatras que les den cuanta vitamina existe en el mercado al pobre bebé. Así que una pastillita diaria no hace daño. De todas las presentaciones que existen, la mejor sigue siendo el Sulfato ferroso; el problema, el gran problema, es el sabor y su administración. Los que alguna vez lo han tomado, tiene sabor a fierro; además produce estreñimiento, que de por si ya está peor durante el embarazo; sin embargo, es algo que se debe tomar, como dicen los gringos es un MUST DO!. Hay otras alternativas, yo tome hierro polimaltosado, y no tuve problemas, es mejor tolerable, me aporta buena cantidad de hierro elemental, no me estreñí (no se si es por la cantidad de frutas que como); y llegue al parto con 12.5gr de hemoglobina.

Hierro

Estuve revisando algo más profundo respecto a qué tanto influye el hierro en el desarrollo cognitivo de los bebés; y las revisiones que he encontrado son asombrosas; la explicación de cómo el hierro influye en el cerebro del niño, esta interesantemente explicado en este pdf: Deficiencia de hierro perinatal y desarrollo neurocognitivo . En este artículo; explican detalladamente el metabolismo del hierro en el cerebro; pero lo más interesante es cómo éste influye en los niños; les comento unos ejemplos para generarles la curiosidad a cuanta mamá anda por ahí leyendo esto y quiere lo mejor para el peque. Para empezar, en los países en vías de desarrollo como el nuestro; más del 50% de las madres están anémicas; quiere decir, que el futuro bebé ya viene con un déficit de por sí, y ahí no queda todo; la naturaleza es tan sabia, que te da un tiempito para subsanar el problema; durante los meses que está en tu vientre puedes suplir las carencias con hierro oral; hay de ti que no lo hagas; comentan en este artículo estudios en los cuales comparan, niños con reservas de hierro adecuadas y niños que no los tienen; a los 9 meses; los que tienen buenas reservas de hierro, discriminan perfectamente a extraños de conocidos, mientras que los que no, demoran dicha discriminación o reconocimiento hasta los 12 meses, eso ya me esta indicando algún grado de desarrollo cognitivo. Aún hay más, múltiples estudios realizados en los primeros 24 meses comparando niños con carencias, versus niños a los que se le suple con hierro en el tiempo; mejoran considerablemente su habilidad de aprendizaje y concentración; recuerdo mucho un articulo que leí cuando hacia la residencia, era del Pediatrics, donde comparaban dos grupos de ratas, unas en las cuales las madre ratas recibieron hierro durante toda la gestación, y otras madres ratas a los que le restringieron la ingesta de hierro; las crías de las  primeras tenían la capacidad de lograr muchos ejercicios, mientras las crías de las madres ratas que estuvieron privadas de hierro, no lograban ni el 50% de las mismas tareas; no hay discusión después de esta breve explicación verdad???, a tomar el hierro oral. La pregunta que siempre me hacen, ¿cuál es el mejor?????, eso es relativo, del punto de vista farmacológico, el mejor sigue siendo el sulfato ferroso, ese que al que alguna vez nos dieron en la escuela, en ESSALUD, en el MINSA; el que es de horrible sabor; sí,  ese es el mejor, el problema, el gran problema, es que es muy vulnerable en su metabolismo, se debe tomar con el estómago vació para su adecuada absorción.

Ácido fólico: es una vitamina que pertenece a las del complejo B y está plenamente demostrado que su consumo y tener los niveles adecuados durante los primeros meses de la gestación influyen positivamente en la formación del tubo neural, es decir en la base de lo que será el sistema nervioso del bebé; de tener carencias importantes, éstas pueden traducirse en defectos del tubo neural tales como espina bífida, mielomeningocele.

Las otras vitaminas, que de repente has escuchado comentar por otras personas embarazadas, la vecina, la amiga del trabajo o del colegio, de repente su médico les recomendó; aquellas que tienen miles de vitaminas;  no esta demostrado que su consumo intervenga crucialmente en el desarrollo del bebé; sólo esta indicado en aquellos lugares donde la carencia de estas vitaminas son profundas, estamos hablando de sudáfrica,  las zonas más pobres de nuestro país o si la madre entra con carencias nutricionales al embarazo; si estas leyendo estas líneas, no creo que tengas tantas carencias; así que en vez de gastar 100 o 200 soles en un frasco de vitaminas para embarazadas, invierte en sulfato ferroso o hierro polimaltosado, ácido fólico y una alimentación balanceada; claro si tu especialista te las indica, sigue sus consejos, lo que te digo es del punto de vista de una mamá bien papeada.

Ese mito que la embarazada come por dos es totalmente falso; la mujer embarazada debe comer lo que necesita; no creo que la formación del feto necesite donas, pizzas, pollo a la brasa, kfc, litros industriales de helado ni mucho menos; es el momento ideal para considerar comer ese pescado de aspecto ¨negrito¨que le decías no quiero a tu mamá; ese pescadito feito, eso negrito que no te gusta, tiene ese DHA y ácidos grasos que la tele te vende, y que la fórmula maternizada te lo revende, que hace a tu niño más inteligente según la tele y que no está del todo alejado, y que la latita de fórmula luego te costara 100 soles y te durara menos de una semana; no te hagas problemas y come ese pescadito que no quisiste antes; sin contar que de cada 100 gramos de ese pescado, 23 gr son proteínas, así que a comerlo…

pescado

Cafeína

A todas las amantes del café, tómense un tiempo antes de tomar un cafecito recién colado. Hay meta análisis de estudios observacionales que han reportado efecto negativo del consumo de café durante el embarazo y el incremento en el riesgo con dosis altas de cafeína. En una revisión sistematizada que incluyó 100 000 mujeres, el riesgo de nacidos con bajo peso se incrementó en 13% por cada 100 mg de cafeína por día consumido. Otro  estudio sistematizado que incluye datos de 26 estudios reportaron un incremento del 19% de riesgo de abortos por cada 150mg por día de cafeína consumido. Fuente Uptodate 2018. Aproximadamente una taza de café americano de 240 ml tiene casi 100 a 200 mg de cafeína, claro depende como lo preparas.

 

Alimentación

Olvídate que estás de licencia para subir de peso; de acuerdo al peso con el que ingresaste al embarazo, podrás subir de 6 a 12 kilos; eso te lo dirá tu ginecólogo según tu índice de masa corporal. Es importante que tu alimentación este variada, que tengas frutas, verduras, carnes, menestras, granos, pan, agua. Las proporciones de las mismas te las pongo más abajo. Recuerda que la cantidad de alimento que consumas, también lo consume tu bebe.

menu gestante 2300kcal

 

El indice de masa corporal (IMC) es un indicador del grado de obesidad en el que te encuentras; se calcula dividiendo el peso en kilogramos  entre la talla en metros que ha sido multiplicada por dos; por ejemplo, yo ingresé al embarazo con 78 kg y mido 1.65 m; quiere decir que mi índice de masa corporal al iniciar el embarazo estaba en 28; si lo extrapolo a las tablas:

imc

yo estaba en el rango de sobrepeso.

Les adjunto unos modelos de dietas que una embarazada puede comer, son modelos realistas, a veces buscamos en internet y muchas de las frutas o verduras ni siquiera las conocemos. Las he tomado de la guía Consejos útiles sobre la alimentacion y nutricion de la embarazada – UNICEF  . Esta es una guía cubana, pero me pareció interesante compartirla, te pone diferentes menús según las calorías que puedas comer, a mayor peso de la mamá, menor calorías debes ingerir.

Cosas que debes evitar

A continuación te pongo una lista breve, no quiero explicártela, léela y depende de uno si las respeta o no, yo lo hice, y no me arrepiento. Acuérdate que los primeros tres meses, son los más importantes, se esta formando minuto a minuto cada partecita de tu cuerpo, no quieres que algo salga mal verdad?.

Evitemos:
–Estimulantes como café, té, cacao, cola, alcohol, cigarrillos y aspirinas, pueden  alterar el sistema nervioso del feto.
–Consumo de alimentos azucarados.
–Alimentos sazonados y grasos (salsas y frituras).
–Aditivos alimentarios, nitrito sódico, glutamato monosódico.
–Consumo excesivo de carnes rojas.
–Consumir leche sin pasteurizar.
–Huevos crudos o comidas que los contengan.
–Carnes, pescados o mariscos crudos o poco cocinados.

Ejercicios:

Eso depende. Si es un embarazo de alto riesgo como el mío,   en el cual puedes abortar al bebé, no hay forma sobre la faz de la tierra que lo hagas. Si es un embarazo tranquilo, en el que no tienes ninguna contra indicación de parte de tu ginecólogo, adelante; tampoco se te ocurra  hacer 2 horas de aeróbicos o spinning  a estas alturas de la vida.

Encontré un pdf sobre los ejercicios durante el embarazo; me pareció interesante, es de la Sociedad Americana de Ginecología; se los dejo aquí. Ejercicios durante el embarazo , se los resumo; se puede hacer ejercicios si es que lo ha estado realizando antes y si el embarazo no es de riesgo; algunas de las contra  indicaciones para realizar ejercicios son: placenta previa,  incompetencia cervical, estar embarazada de gemelos o mellizos por el riesgo de iniciar trabajo de parto prematuro, madre con enfermedad al corazón o pulmón. Tampoco es que vayas a correr una maratón todos los días, haces 150 minutos de ejercicios a la semana,  ya se fraccionado en 30 minutos diarios por 5 días y al día puedes fraccionarlo hasta en 10 minutos 3 veces al día; una salidita a la tienda más lejana, comprar el pan en la panadería que está más allá de lo que caminamos, ir al mercado por algo que se necesite, sacar a pasear al perro; está vez no será de mas; y claro,  no esperes hacer un triatlon, sino ejercicio aeróbico, ese que mueves brazos y piernas. El embarazo produce hiperlaxitud de las articulaciones, en espera de que las articulaciones de la pelvis  y del resto del cuerpo toleren los cambios que ocurren,  que de pronto empiece a cambiar el centro de gravedad por el crecimiento de la pancita, esta hiperlaxitud puede predisponer a lesiones articulares si se somete a ejercicios extenuantes, más aún si no estas entrenada para ello. Si durante el ejercicio, falta el aire duele la cabeza, mareos, pérdida de líquido por la vagina, debes parar el ejercicio que estas haciendo e ir inmediatamente a tu ginecólogo; estas son recomendaciones en general, cada paciente es un mundo aparte y para eso tienes un médico de cabecera que te conoce y recomendará lo que es mejor para ti.

Relaciones sexuales

Siempre éste es un tema tabú, si eres de las personas que tiene vergüenza en preguntar a tu ginecólogo o ginecóloga que te conoce muy bien, espero poder ayudarte; el primer trimestre estás algo incómoda porque empiezan a presentarse cambios en el cuerpo, no sé,  como que te hinchas, los aros que usabas habitualmente ya te ajustan, los pezones se ponen más sensible que de costumbre, no te sientas mal si de pronto ya no tienes ganas como antes; te mando un artículo, Sexo en el embarazo, donde hacen una encuesta a 199 mujeres y en casi más del 50% no desean tener relaciones por miedo a dañar al bebé; en realidad depende de cada embarazo y aquí si te sugiero que le preguntes sin ningún temor a tu ginecólogo las posibilidades de riesgo; una cosa es estar embarazada de 20 años de ¨casualidad¨; y otra es estar embarazada con amenaza de parto prematuro.

 

Espero que estas líneas te hayan sido de ayuda; las revisé porque en su momento también tenía muchas dudas respecto a esta primera etapa, los cambios en el cuerpo se están dando, de pronto más sueño de lo habitual, manos hinchadas; me estoy convirtiendo en Pamela Anderson peruana; mi mamá me dijo que tenía esperanzas en el embarazo, no me mintió; al fin llegaré a comprar el anhelado 40B con orgullo; y si así estamos en el primer trimestre, el crecimiento de estas señoritas es prometedor jajaja.

Hago las cosas más despacito, siento que me han bajado las revoluciones, que este pequeño ser me está consumiendo mis reservas de energía;  no importa, cada desgaste que tenga mi cuerpo, si es para que el que estoy formando este bien, lo valen; así mi riesgo de fractura de cadera aumente a los 70 años; no importa, este momento es mí momento, estoy fisiologicamente jodida pero feliz; preparándome para lo que mentalmente y en mis sueños me había preparado  meses atrás, y tengo el privilegio que muchas no tendrán. Paso por la cafetería y siento ese olor a cafecito recién pasado que hace que salive, tomo aire profundo; y digo, esta vez no, mis adicciones al café pasaron a  segundo plano; este templo tiene que estar tranquilo, ya no necesito café para estar alerta, quiero estar tranquila, y sentir día a día cada cambio que se produce en mí; de pronto ya no se me cae el cabello como antes, el acné que toda la vida me ha perseguido,  está controlado; mis ojos me brillan todos los días, mi piel es distinta; creo que exudo felicidad, a pesar que no se lo dicho a todas las personas que están por ahí, alrededor mío, estoy inmensamente feliz de sentir esto, y no veo la hora de verlo ya con una forma más grande, y saber que esta  yendo bien; tocarlo y,  que todo este maremoto que siento fueron para bien; para conocerte, olerte, sentir tu respiración, ya me estoy enamorando de tí sin tocarte; pegué la foto de tu primera ecografía al costado de mi cama; cada día que me despierto, la miro y le digo que siga conmigo; que me acompañe en mi día a día; mientras manejo como meteoro; cuando como;  cuando tomo decisiones en el trabajo;  mientras miro al vació esperando sentirte y acompañarte a crecer; a que crezcamos juntos; soy como esos enamorados cibernéticos que están a miles de kilómetros y de pronto se casan, pues en nueve meses nos casaremos, y será para siempre; y sí en algún  momento de la vida no me quieras, siempre estaré enamorada de ti, mi pequeño bebé; como me dijo un amigo hace poco; los jugos hormonales en los que se ha sumergido mi cerebro, no hace otra cosa que pensar en tí, mi amor chiquito.

imagenes-de-mujer-embarazada-con-frases

Deja un comentario