Ya viene el Supersaiyajin

Ya esta pasando la factura esto de estar embarazada; veo que por primera vez en mi vida mi cuerpo esta llegando a los 90 kilos, y las rodillas lo saben; se me dificulta la respiración; tu piecito tiene forma de cuchilla; y particularmente en las noches se te ocurre hacer los estiramientos a los Bruce Lee; sintiendo mi hígado cada dedito tuyo; y ¡ay  qué dolor!, cómo me haces recordar que estas aquí; dormir boca abajo, imposible; boca arriba, menos, ya mi frecuencia respiratoria fácil que llega a 40 por minuto; de costadito izquierdo nomás; no sólo porque la barrigota no me lo permite sino porque la vena cava esta en el lado derecho, si la ¨aplastamos¨, hacemos que el retorno venoso hacia el corazón se dificulte, aumentando el edema de los pies que ya de por si están desde hace algún tiempo; además, se compromete la irrigación de la placenta; no hay que pensarlo mucho, es al lado izquierdo y ya, por lo menos esta última etapa, estos últimos meses que ya se siente que quiere salir, hay que estar bien por este peque que viene con todo; emoción, amor, ansias, rogando que salga, voy contando como carcelera con una rayita en la pared por cada día que pasa, hasta llegar a las 37 o 38 semanas o lo que me diga el gine.

Mamá de estreno

Crédito fotográfico  Eduardo Abregú photographer

En esta etapa tenía muchas dudas, y gracias a este blog, he compartido experiencias por whatsapp, messenger, algunas inquietudes de esta última recta.

Aparecieron algunas preguntas; y trataré de comentarles las que me hice yo en su momento y las que futuras mamás de estreno también me comentaron:

Se puede viajar durante el embarazo

Depende. Uno depende de la edad gestacional, la distancia recorrida, el lugar a donde uno se desplaza, la forma como uno se desplace ya sea auto, bus o avión; las comorbilidades que la gestante lleva. Expliquemos.

Edad gestacional: Siempre los dos extremos de la gestación son de cuidado; el primer trimestre, porque a veces ni sabemos que estamos embarazadas, y nos sometemos a un ejercicio extenuante, pudiendo ocasionar abortos, o si de repente tenemos incompetencia cervical, que nos predispone a tener abortos. Y el último trimestre, donde ya el peso del bebe, las dimensiones del embarazo, pueden condicionar a que un movimiento brusco, ya sea de una frenada o un camino accidentado, pueda desencadenar el trabajo de parto; no es lo usual en las embarazadas sin factores de riesgo, pero siempre a tomarlo en cuenta.

torre eiffel¿Es igual viajar a Huacho que viajar a París?. Pues no. ¿Radiación cósmica?. ¿Qué es eso?.  Si viajo a Huacho, generalmente las carreteras de nuestro país, a lo menos las principales, están en buenas condiciones, por lo que en un bache, un rompe muelle infernal que golpee en carro e indirectamente a nuestro bebé es poco probable; si son sólo algunas horas, es  preferible viajar en auto donde tienes la posibilidad de bajarte a caminar un rato, estirar las piernas, en viajes largos si que hay riesgo de trombosis venosa profunda; o si vas en bus, y vas a viajar hasta tumbes desde Lima, que sea un bus que te permita deambular en el pasadizo del mismo, para estirar las piernas, y mejorar el retorno venoso.

Vieron que mencione radiación cósmica, lo vuelvo a mencionar, porque no me había informado al respecto hasta hoy. La radiación cósmica es aquella que viene de la galaxia y atraviesa las diferentes capas queradiacion cosmica envuelven a la tierra, como la heliosfera, magnetosfera, y atmósfera, y con cada capa que atraviesa,  esta se va atenuando, pero en ocasiones, esta radiación puede caer como si fuera una lluvia de protones y electrones, que si uno se expone constantemente puede producir cambios en el ADN; que tanto afecta al bebé, es un tema de discusión; lo que si afirma la CDC (centro de control de enfermedades de Estados Unidos),  sugiere que disminuyan la exposición de estos vuelos aéreos de gran altitud y largas distancias en mujeres embarazadas; sobre todo las que pertenecen a la flota aérea.

El CDC coloca un cuadro interesante de situaciones que contraindican un viaje en una embarazada; se los presento continuación:

Contraindicaciones para viajar durante el embarazo:

Absolutas: Placenta previa, trabajo de parto, incompetencia cervical, parto prematuro, ruptura prematura de membranas, sospecha de embarazo ectópico, amenaza de aborto, sangrado vaginal, preeclampsia.

Contraindicaciones relativas: Presentación anormal, restricción del crecimiento intrauterino, historia de infertilidad, historia de aborto o embarazo ectópico, edad materna menor de 15 años y mayor de 35, gestación múltiple, placenta previa u otras anormalidades placentarias.

Les dejo el enlace del CDC, me parece que te detalla todos las posibles situaciones de una embarazada y los cuidados respectivos: Pregnant travelers

Uso del cinturón de seguridad

Manejé hasta los 8 meses, era Meteoro después de una frejolada bailable, pero el cinturón ya no se estira más; piensas, me esta molestando, ¿y si me lo saco????. Imposible, a pesar que uno perciba que esta lastimando al bebé,  sigue siendo la mejor opción para cuidarlo ya sea estando de piloto o de copiloto; el asunto es como Resultado de imagen para seat belt in pregnant womenponérselo, no en el cuello, no encima de la barriguita.

Encontré este estudio Motor vehicle safety during pregnancy donde comentan que sigue siendo importante utilizar el cinturón de seguridad correctamente. (Imagen tomada de Thecarseatlady.com).

Las escaleras parecen más altas que de costumbre, 90 kilos no se cargan todos los días, las zapatillas son de la Cenicienta, porque a mí ya no me quedan; tengo que abrirlas mucho, como lo usan el ¨Brayan¨ o el ¨Kevin¨, con la lengüeta afuera para que pueda entrar el pie regordete que ahora tengo. Ya no veo que hay debajo de la barriga, sólo confío que la loción anti estrías este haciendo efecto debajo de ella, use Eucerin antiestrías, no me quejo, dermatológicamente testeado, es una buena alternativa antiestrías, me salieron poquitas. Intento mirarme al espejo pero tendría que jalar un poco la pancita,  no quiero incomodar más a mi huésepd, el espacio cada día va quedando chico pidiendo a gritos salir del cobijo que le he dado por casi nueve meses; hijito quiero seguir llevándote, pero ya me esta faltando el aire, me estoy cansando mucho, me duermo como la bella durmiente, donde apoyo la cabeza, muero; quiero comer mucho pero ya no entra la comida; igual trato de cuidarme, me rehusó a quedar como una bola luego del parto,

Seguí yendo a mi controles con el Dr. Beurmann, que me siguió a lo largo de todo este maravilloso camino, dándome mucha tranquilidad y mucha calma, ,ante cualquier duda, estaba el whaatsapp y claro era una preguntilla media tonta a la que hacía a veces; como por ejemplo, tenía a una reunión y quería pintarme las uñas. ¿Alguna de ustedes saben si podemos pintarnos las uñas durante el embarazo?; le pregunte a mi doc, me dijo procede, igual siempre es bueno darle una mirada a la literatura, les adjunto un pdf de uptodate (Prenatal care_ Patient education, health promotion, and safety of commonly used drugs – UpToDate) donde te brinda todas las recomendaciones respecto al cuidado de la gestante; y si hablamos de pintarnos las uñas, no problem; sólo que sea un lugar ventilado y que no sea tan frecuente; respecto a si algunas desean teñirse el pelo, verificar que no tengan heridas en el cuero cabelludo y que sea lo más orgánico posible, que no sea dentro de las primeras doce semanas; si tenemos una reunión y nos invitan una copa de vino, tomamos un sorbito o no?; ni hablar, hay mucha evidencia  respecto no sólo al efecto en el neurodesarrollo, aunque confieso que después de haber conocido todos los destilados de Ica en mis épocas universitarias, sucumbí a un sorbito de la espumita de un pisco sour en alguna ocasión, rogué ese día que no afectara el neurodesarrollo de mi chato, claro que ya tenía como 6 meses, pero igual, después me arrepentí muchas semanas hasta el día del nacimiento.

Ahora lo que viene, ¿Dónde nacerá?. Yo moría por quien recibiera a este bebé fuera mi gine que me ha permitido vivir  esta aventura; pero mamá debe pisar tierra; mamá no tiene EPS (empresa privada de salud), que cubre al 100% partos en clínicas;¿¿¿ y cuánto te vale cuanto te cuesta dar a luz en una clínica de fertilidad???; a ver vamos a la caja a hacer una preguntilla; y cuando la preguntilla fue contestada y escuche las cinco cifras que valía, y que la primera cifra empezaba con el nro. 2; y que iba a estar sin goce de haber porque recién había suscrito un contrato de trabajo; dije, mmm gracias. Caballero nomas, a ir a Essalud. Les confieso que fuí con mucho temor y resignación, y que a la primera de algo que no me gustara, rompía el chanchito y regresaba a la clínica; pero felizmente todo bien; fui al policlínico de mi localidad, y le dije al ginecólogo todo mi drama de la concepción, me miro y me dijo, mmm es una embarazo muy esperado, y yo le dije, ¡y muy valioso!;  aunque ese término ya no se utiliza, es lo que siento; así que hizo la referencia al Rebagliatti; y de ahí pensé oh no!, a sacar la cita; pero fue rápido, el mismo policlínico me dio la cita para la semana siguiente; sólo iba con el papel de la cita al Rebagliatti, media hora antes de la hora programada y me llamaron rápido, la verdad que no me quejo.

Por ahí que en uno de los controles, que se hicieron semanales en las últimas semanas, una Dra. mayor, que no mencionaré su nombre,  estaba con sus alumnos; antes de ingresar al consultorio te piden que te pongas una bata pero con el fin de usar el doppler; resulta que el alumno se me acerca y me pide que me quite toda la ropa; yo lo mire, me sonreí y le dije, para que me voy a sacar tooooda la ropa con toooooda la barriga que tengo encima; medio que se asusto y me dijo, es indicación de la Dra!; yo sólo le dije ok, no quería asustarlo más, para esto, jamás digo que soy médico, me divierte ver como se ponen los colegas, antes y después de saber mi profesión; cuando entre a la consulta con la Dra., me dijo algo intensa, con un cierto tonito de autoridad: Sra. tiene que quitarse la ropa, le dije, Dra. ( yo con otro tonito de autoridad que hacia que el aire se torne algo enrarecido jijiji),  me va a hacer tacto vaginal a los 8 meses???; además, yo no deseo que estén los alumnos presentes; en realidad es derecho del paciente aceptar o no si están los alumnos presentes en la consulta; la Dra. me respondió: Es que necesito que me ayuden; ya para este momento de la conversación, la carga hormonal increíble, este supersaiyajin pateando, el hambre, el sueño, ojos rojos porque por ir a la consulta no tome mi siesta; soltaron una respuesta, que una Eda en otro estado emocional/hormonal/espiritual no hubiera respondido; Dra, entonces si no puede hacer su trabajo dedíquese a otra cosa; sentí como si hubiera insultado a la profesora Jimena de Carrusel de las Américas (no me digan que los que están leyendo estas líneas son chicos de 30 y muchos y que no saben que es carrusel); los alumnos me quedaron mirando, la Dra. miró al vacío, pasó una bola de paja, me sentí como Matrix; me quede callada, y la Dra. sólo miró al vació, creo que tragándose su cólera, un minuto de lucidez para ella, y me cambió el tema; creo que con los años que tiene esa Dra, me imagino que ha pasado por situaciones similares, y que sabe que si la seguía, terminaríamos peleando como María la del Barrio jajajja. Al final, los alumnos se quedaron paraditos, ayudando a la Dra.; uno de ellos me tomó la presión con las manos sudorosas, yo y mi Super saiyajin muriéndonos de risa los dos, recordando los años cuando esta vaca fue ternera; enfriando los ánimos, la Dra. me preguntó dos o tres cosas; y luego me dijo, ok Sra, todo bien, venga a su control tal día; yo dignamente le dije gracias Dra., pero cuando me quise sentar, me sentí como un gorgojo gordo, no podía, y uno de las asustadas terneras, digo alumnos, fue amable en ayudar a la vaca de 90 kilos a sentarse y colocarse las zapatillas de Cenicienta, que no me entraban para variar.

Ya estamos súper cerca del final, creo que lo logramos, vencimos a las estadísticas, que la endometriosis me iba a vencer, que me tenían que operar, que ya fuí; y aquí estas casi nueve meses después, deformando hermosamente mi cuerpo, porque la gestante tiene una deformación increíblemente hermosa, la de una vida dentro de otra vida, y eso eres tú, una vida aquí dentro de mí; succionando todas mis reserves que he acumulado por treinta y muchos años, por todas las veces que mi mami me alimentó bien, sabía que en el fondo estaba alimentando a su futuro nieto.

Mientras escribo estas líneas en el atardecer, nuevamente me acorde de mi pelona hermosa, haciendo memoria, nunca creo yo haber hablado con ella sobre mis hijos, de repente, por algún motivo o presentimiento, sabía que no lo conocería, a lo menos no de la forma carnal que conocemos a las personas; sólo se  dedicó toda su vida al lado de la mía a prepararme a ser una mamá que esté lista a acudir al llamado del bebé; qué independientemente de mi estado civil, emocional, físico, económico o social; esté siempre en condiciones de responder por tí, para que con o sin papá; en terremotos, huracanes, maremotos,  este lista y presta a ayudarte; ella era de otra época, creo que me preparaba como un Ranger, para ser una mama de estreno, y se lo agradeceré infinitamente.

Ahora que estas tan cerquita de llegar a nuestras vidas, ya veo como nos has cambiado a papá y a mamá. Al papá,  que inicialmente era un anti niños, a soñar en cómo serás de grande y alistar tus cosas para tú llegada; y a mí, literalmente me has revolucionado la vida; desde muchos ámbitos: hormonal; mi cabello en estos meses ha crecido increíble por todas las hormonas que tuve que tomar para mantenerte aquí; mis sentimientos,  a pesar que soy pediatra, era media Robocop con los niños, no me refiero a que sea mala ni nada de eso, sino que veía a un niño con problemas de salud, ok detectado el problema, detectada la solución; ahora basta con ver o escuchar a un niño llorar se me hace un nudo en la garganta; me sonrió de lo que me pasa y me miro al espejo; quien te vió y quien te ve; como has cambiado pelona, pero este cambio me gusta, lo busque y estoy feliz de haberlo encontrado.

Pongo mi mano en mi voluminoso abdomen y creo que sabes que quiero tocarte que al momento te mueves, y siento que me dices aquí estoy mamá; mi mundo ahora eres tú, mis sueños, alegrías, suspiros y hasta el aire que respiro; mientras manejo para ir al trabajo, escuchando a Alicia Keys, yo seré tu  Superwomany me tatuaré una S en mi pecho, para cada cosa que necesites, ahí estaré, porque tengo la bendición de que estés aquí, la que muchas no la tendrán, y otras ni lo desearán; otras dirán que no querrán pero en el silencio de la noche correrán unas lágrimas por sus mejillas diciendo porque a mi no, y se las secaran, buscando el motivo de su presencia en la tierra y se aferrarán a ello. Yo creo que con este regalo divino, fui bendecida por todas las veces que obre bien y por otras tantas que le pedí al Barbón que me ayudara a hacerlo; he estudiado en un colegio religioso, y siempre nos inculcaban que en el  niño y en el anciano, ahí estaba Jesús; y yo de precavida, por si acasito tenia mis sencillitos para darle a cuanto niño o anciano me pidiera mientras cambia la luz del semáforo; de repente,  todas esas veces en las que di algo a algún niño o algún anciano; efectivamente si estaba Jesús, y bueno dijo; mmm, a esta chica, vamos a darle felicidad, y me dio a tí; mi querido Supersaiyajin, que viene con toda la fuerza del mundo, que ha luchado contra las estadísticas, contra mis miomas, los endometriomas malditos y cuanta injuria pueda haber sufrido en estos meses, en su microscópico tamaño inicial, ahora vislumbra un niño de 3 kilos; que llorará al sentir el frió del aire y su ingreso a esta jungla de la tierra; lo prepararé para vivir en ella, espero que pueda siquiera acercarme tantito a como lo hizo mi mamá, y no sólo ser una mamá de estreno, sino ser una excelente mamá como la que tuve yo.

Deja un comentario