Feliz día mamá

Hace un año exactamente; estaba con pocos meses de gestación; aún estábamos de a dos; con toda la flojera del mundo para despertarnos; recuerdo que hace un año me programé para trabajar; no quería estar en la casa y no tener a quien celebrar; y tampoco no era una mamá al 100%; mientras no nace, sólo soy potencialmente mamá; hasta hace poco la casa me ahogaba de tus recuerdos mi pelona hermosa, escuchaba vagamente tu voz en la cocina cuando preparabas algo rico y dulcecito en las tardes frías de invierno; un kekito de naranja; pye de limón, de repente una mazamorra de alguna fruta o ese arroz con leche aguado que hacías y que yo renegaba porque no estaba especito como me gustaba; igual me lo servías y me terminaba comiendo toditito; gracias a ti, conocí el calor de hogar; verte apurada para que este la comida pronto y esa niña que fui entonces, comiera todo calientito; aquella carta que me escribiste cuando me fui de retiro espiritual en el colé; de pocas palabras pero muy sentidas para mí; los exámenes que encontré entre las cosas guardadas donde ví todo lo que hiciste para concebirme; y todos aquellos recuerdos de las cosas que hacías por mí. En aquel momento no entendía la magnitud del amor que puede sertir una madre hacia un hijo; hasta hace unos meses que cambio mi estado, de portadora de un feto, a madre de un bebé. Todo cambió, el hambre, mis ilusiones y sueños, mis preocupaciones, las pocas horas de sueño, mi cuerpo, la turgencia de mis mamás, mis gastos, la agudeza auditiva; un sexto sentido que ha desarrollado no sé cómo; el asunto es que y después de tres décadas entiendo la magnitud del amor de madre; de la mía y todo lo que me amaba; de cuanta mamá veo en el hospital quedándose días y noches al costado de sus niños enfermos. Es válido saludar a tu mamá el día de hoy; pero que no sea el único día que lo hagas; porque para que uno sea la persona que es; detrás de ese éxito tuyo; detrás de esa felicidad que ahora posees; hubo alguien que intervino a que eso ocurra; así que si aún tienes a tu madre viva y a tu lado; abrázala hasta que se quede sin respirar y dile al oído muchas gracias; aprovecha mientras puedas; porque cuando no la tengas las palabras se quedarán atoradas en la garganta. Feliz día mami; donde quieras que estes😘.

Deja un comentario